American Airlines recomienda a sus pasajeros no viajar a Barcelona entre el 3 y el 13 de octubre.

La inestabilidad de estas últimas semanas ha confirmado las reservas han caído hasta el 20% en establecimientos hoteleros de gama alta (segmento más sensible a la inestabilidad) y que ha habido “anulaciones y enfriamiento de reservas a futuro” por parte de los turistas que vienen a pasarlo bien pero les da “miedo meterse en un follón”.

Las empresas de apartamentos turísticos también afirman que las reservas para las próximas semanas han caído un 40%.

También tiene efectos negativos en los transportes, ya que un crucero alemán cambió la escala de Barcelona por Valencia. Asimismo, American Airlines también alerta a sus pasajeros que es conveniente modificar sus reservas entre las fechas del 3 al 13 de octubre debido a la tensión política que se está viviendo en Catalunya.

Mercè Fàbregas

La Vanguardia: American Airlines