Botswana #Top1 en turismo sostenible

Cómo una decisión tomada por los jefes tribales del país hace 60 años fue determinante para un caso turístico de éxito.

En la década de 1960, los jefes tribales de Botswana tuvieron que elegir entre dos opciones. La primera era ir hacia un “turismo comercial de alto impacto y grandes volúmenes de visitantes” mientras la segunda era apostar por un “modelo ecoturístico que suponía altos costes, bajos impactos y poco volumen“, según explica Kai Collins, responsable de la empresa Wilderness Safaris. En un momento en que otros países africanos estaban intentando desarrollar un sector turístico de rápido crecimiento para impulsar sus economías, en Botswana tomaron el segundo camino.

Aquella decisión tomada hace casi 60 años ha dado sus frutos y se ha traducido en un modelo que es referencia mundial en turismo sostenible.

De este modo, la organización nacional de turismo de Botswana ha recibido en 2017 uno de los premios “Tourism for Tomorrow Awards” concedidos por la asociación World Travel & Tourism Council (WTTC).

Una de las claves del éxito es que las comunidades locales y el patrimonio natural forman un binomio inseparable, trabajando juntas, “lo que crea valor”, según explica Jillian Blackbeard, directora de marketing de Botswana Tourism Organisation.

De hecho, la labor de esta entidad no se limita a la promoción turística, sino que se encarga de gestionar además un banco de tierras, propiedad del gobierno.

A fin de cuentas, en mi opinión Botswana ha sabido ver sus beneficios a largo plazo enfocándose en un turismo que es manejado por el país para el país. Queda en evidencia pues, que la planificación turística, de los destinos y sus instalaciones de ocio, es esencial para conseguir favorecer tanto al propio destino como a sus visitantes y recibir, merecidamente, el reconocimiento mundial.

 

Autora: Carla Martín.

Fuente: Adaptación propia a partir de Hosteltur.

Airbus apuesta por una experiencia de vuelo más humana

El diseño de una aeronave modular, con distintas zonas en su interior, permitiría vivir distintas experiencias en un mismo viaje.

Pasillos largos y finos, asientos cada vez más apretados… la experiencia de volar suele ser similar en distintas aerolíneas y aviones. Sin embargo, esto podría cambiar si se hiciera realidad el nuevo proyecto del fabricante europeo Airbus: un avión con cabina modular, que permitiría armar y desarmar distintos espacios dentro de una misma aeronave, como para vivir distintas experiencias y transitar por zonas diferentes en un mismo avión, casi como si pasáramos de vagón en vagón en un tren.

El proyecto, llamado “Transpose”, adapta a pasajeros la forma en que se trabaja ya desde hace tiempo con los aviones de carga, modificando el interior para adaptar el espacio a distintas mercancías. Así pues, la gran ventaja es que cada vez que el avión llegue a su destino podría ser reconfigurado, un proceso que, según Airbus, no demandaría más de una hora. El encargado del proyecto en A3, Jason Chua, destacó que el objetivo es “hacer que la experiencia de volar sea más humana”.

El proyecto modular de Airbus permitiría crear distintos ambientes dentro de un mismo avión (Airbus)

Ahora mismo, no se sabe cuál será su precio ni cuánto tiempo podría tardar la Administración Federal de Aviación en autorizar el vuelo de estos aviones. Pero, los expertos aseguran que disponer de esta flexibilidad dentro del avión puede incrementar en hasta un 5% los ingresos de las compañías, aún sin subir el precio básico de los pasajes.

En definitiva, la búsqueda de nuevos espacios de socialización no sólo se centra en los alojamientos o la destinación turística sino que también incide en el transporte aéreo. El ocista busca una experiencia completa a lo largo de toda la cadena de valor y es por ello que, a mi parecer, este proyecto tiene garantías de éxito porque da un paso adelante en cuanto a la personalización del viaje.

 

Autora: Carla Martín.

Fuente: Adaptación propia a partir de La Vanguardia.

Vídeo: “Airbus Modular Cabin Concept”