Los viajes de largo recorrido se imponen en las nuevas tendencias

El número de reservas de vuelos de larga distancia realizadas por los viajeros europeos se ha incrementado un 29% en 2017 con respecto al ejercicio precedente. Asimismo, 2018 se presenta como un gran año para los viajes de largo recorrido, debido al aumento de aerolíneas que ofrecen destinos lejanos por un precio económico, según las conclusiones de la segunda edición del informe ‘Tendencias y previsiones 2017’, realizado por la agencia de viajes online eDreams Odigeo, en el que hace un balance de los últimos meses e incluye previsiones para el próximo ejercicio. Esta firma cree posible que 2018 logre instaurar el largo radio low cost de forma definitiva. El estudio destaca también la mayor duración de las escapadas y el auge del canal móvil.

Frente a la tendencia registrada en 2016, favorable a realizar varios viajes cortos en el año en lugar de una única escapada larga, en el ejercicio que está a punto de terminar se han disparado las salidas a destinos lejanos con un mayor duración. El viajero europeo se decanta por desplazamientos de más de dos semanas, con una subida de las reservas del 21% para viajes de entre 14 y 20 días de duración, y del 22% para más de 21 días.

Según el informe, basado en las reservas realizadas en todas las agencias de viajes online del grupo eDreams Odigeo (eDreams, Opodo, GO Voyages y Travellink) en Europa, de enero a septiembre de 2017 comparadas con el mismo periodo de 2016, Punta Cana lidera el top de destinos de largo radio con mayor crecimiento, con un alza de viajeros del 147%, en España, el aumento fue del 120% respecto a 2016.

Hoy en día hay más aerolíneas de low cost que facilitan los viajes a larga distancia. Por ejemplo, irse a Punta Cana parece un viaje super caro, pero puedes irte perfectamente por 400€ ida y vuelta con la compañía Level de Iberia. Eso hace años no nos lo hubiéramos imaginado nunca y ahora si es posible viajar a donde queremos y sobre todo hacer largos viajes por poco dinero.

Hosteltur

Nathalie Macias