Una bodega histórica que seduce a los ‘millennials’

Fundada en 1885, la empresa valenciana Vicente Gandía facturó 32 millones el año pasado

 

 

La cuarta generación de la empresa familiar, formada por los hermanos José y Javier Gandía, dirige la histórica bodega que su bisabuelo Vicente, un emprendedor sin estudios, puso en marcha en el puerto de Valencia hace 132 años y conquistó el mercado internacional. Hoy es la primera bodega de la Comunidad Valenciana y una de las más importantes de España. “A nuestro favor jugó que logramos el éxito exterior antes que el nacional”, señala Javier, que desde hace dos años dirige la bodega que su hermano José controló durante 14. Ambos tienen claro el reparto de tareas. La compañía también se ha propuesto, ahora, ampliar y diversificar sus actividades. José es el encargado de buscar nuevos proyectos, en los que invertirán más de cinco millones de euros.

 

a bodega cuenta con una plantilla de 132 empleados, cerró el pasado ejercicio con una facturación de 32 millones de euros, el 14% más que en 2015. El 66% de la producción, -en 2016 comercializaron más de 25 millones de botellas vino- se exporta a 90 mercados. “Tenemos una posición bastante buena y las ventas están muy repartidas”, apunta Javier. “Ningún país supera el 7%, solo España con el 34%. Pero hasta 1999 todo se exportaba excepto el 10%. Mi bisabuelo hacia vino a granel. El vino valenciano era difícil de vender; no tenía calidad ni reputación. Por eso nos fuimos fuera y fue una ventaja en todos los sentidos porque el resto de bodegas nos veía como una empresa muy internacional”, agrega su hermano José.

 

Redactado por: Lucia Sanchez

Fuente: El Pais