Una segunda vida gracias al turismo

A orillas de los 600 quilómetros de canales bretones se encuentran 156 casas de escluseros, de las que cerca de la mitad continúan hoy en día desocupadas. Es por eso que la región de Bretaña impulsa desde 2014 la renovación de estas antiguas casas de las esclusas para darles una nueva vida y reconvertirlas en oferta de ocio y turismo. 

 

 

 

 

 

 

A través de un concurso público particulares, asociaciones y empresas pueden participar en este proyecto para desarrollar una actividad relacionada con el turismo eestos espacios. De este modo se pretende conservar el patrimonio histórico de la zona, mejorar la oferta turística e impulsar el desarrollo económico local. 

Gracias a esta iniciativa a día de hoy ya se han renovado 17 casas de las 156 que se encuentran a lo largo del canal bretón. Con dicha renovación además se complementa la oferta turística fluvial con un amplio abanico para los visitantes. A todo ello se suma un calendario local repleto de eventos en los canales: espacios como alojamientos flotantes, talleres de artistas, restaurantes de especialidades locales, áreas de conciertos y un centro de interpretación sobre el mundo de la pesca co cursos para todos los niveles.

-Ferran Ares-

Fuente: Hosteltur “Bretaña recupera para el turismo las antiguas casas de las esclusas”.